GASTRO

400 Grados pizza: La primera pizzería donde el protagonista es el cliente y no el chef

Dos almas no se encuentran de casualidad si no es para un fin en concreto. Lo curioso es que todas esas casualidades de la vida se han dado por el éxito de 400 Grados pizza. La primera pizzería donde el cliente escoge sus ingredientes, elige cómo armar su pizza y las crea según su paladar. ¿Dónde se ha visto eso? La marca icónica 400 Grados pizza se lanzó con el objetivo de revolucionar el mercado de las pizzas artesanales, con un estilo distinto e innovador. Si la haz probado, serás testigo de que en efecto, sus ingredientes de calidad y su receta de creación propia las hacen únicas y deliciosas.

El corazón y el cerebro de esta marca potente son Ricardo Lorenzini; Ingeniero civil y Gustavo Castillo; especialista en Marketing y Negocios Internacionales, amigos de la juventud y caraqueños de nacimiento, apasionados hoy en día por su pizzería; rompedora, autónoma, muy fácil de ordenar y de rápida disposición para el paladar.

Hace poco más de un año, el dúo rompedor materializaron y dieron vida a la idea de abrir un novedoso negocio con una propuesta en la que los clientes se sientan acogidos, y tengan la libertad de combinar ingredientes a su propio gusto. Un día, estos innatos emprendedores tras buscar el lugar ideal en distintas oportunidades para su negocio, encontraron de manera casual una foto que anunciaba el alquiler de un local, todo esto hallado curiosamente dentro de Google Street View de Google Maps, hoy en día el recinto de 400 GRADOS PIZZA, está muy bien reformado en ese local, con un estilo moderno y casual ubicado en la calle de María de Molina 30, en el barrio de Salamanca. Este local al igual que su fuente de energía, Ricardo y Gustavo, son un símbolo de perseverancia, ya que el local no contaba con salida de humo, sin embargo, la lucha constante sirvió para que pudieran finalmente concretar los permisos y ejecutar el grandioso proyecto.

Dato curioso: Estos colegas venezolanos, estuvieron trabajando arduamente la receta de la masa durante 365 días hasta dar con una totalmente original. Ni de Nápoles, ni de Roma, ni del mismo Caracas, creación propia de los propietarios, con el objetivo de romper las reglas y disfrutar de una buenísima pizza a tu propio gusto, todo ello con el fin de sorprender a la audiencia madrileña y salir de lo convencional.

Los propietarios de 400 grados pizza nos cuentan, con mucho celo y la vez con mucha empatía, que la receta secreta de la masa se dio tras varias pruebas, de las cuales muchos de sus seres queridos, amigos del sector y familiares cercanos, aportaron con ideas buenísimas en una fase previa a la inauguración. Actualmente la masa consta de distintas harinas selectas, entre ellas integrales, cuyo tratamiento es muy importante para que el resultado sea óptimo.

Se produjeron varias casualidades para que este par de emprendedores puedan seguir adelante en este brillante negocio a pesar de la pandemia, cogiéndose del servicio Delivery & Take away que salvó a muchos empresarios gastronómicos que fueron afectados en la época COVID. Dos meses después del encierro ocasionado por la pandemia, reabren con mucho augurio y aceptación como uno de los grandes referentes de las mejores pizzerías en la capital Madrileña. Además cuentan con cervezas artesanales de alta calidad que te ayudarán acompañar la exquisitez de tu elección. No busques más «¿Dónde ir a comer pizza artesanal? ¡Busca directamente como llegar!

¡Aquí te lo apuntamos! No te pierdas de las mejores pizzas artesanales en Madrid, 400 Grados pizza abre de Lunes a domingo de 13:00-16:00 hs y de 20:00 a 23:00hs.

Algo interesante que hemos aprendido además del buen sabor que nos dejan Ricardo y Gustavo es lo que bien dice el refrán «Sí algo está destinado a ser, siempre encontrará su camino».